Cosas que no comprar: bolsa Hama / Samsonite modelo Samoa 110 COLT

En mi incesante búsqueda de bolsas para cámaras digitales, la semana pasada quise hacerme con una de dimensiones un poco más reducidas que la tengo de CANON y en la que pudiera llevar montado el objetivo 18-55mm (el único que tengo actualmente).

Como me corría un poco de prisa ya que la necesitaba para el fin de semana, cogí el coche y me planté en Carrefour para echar un ojo en su sección de consumibles para cámaras digitales. Allí, de entre toda la “morralla”, me llamó la atención este modelo de la marca Samsonite desarrollado con la empresa HAMA:

Bolsa Hama-Samsonite modelo Samoa 110 COLT

Creo que todo el mundo conoce la marca Samsonite, ya que si no has tenido una, sabrás por la publicidad que es el “Rolls Royce” de las marcas de maletas, por su dureza y prestaciones. Fue fundada por un empresario americano llamado Jesse Shwayder en 1910. Como dato curioso habría que destacar que el nombre de la empresa viene del personaje bíblico Samson, usado para destacar la rudeza y fuerza de sus productos.

Así mismo, cualquiera que se esté iniciando en el mundo de la fotografía digital, ya sea réflex o de cualquier otro tipo, conocerá al menos de oídas a HAMA. Para quien no lo sepa os diré que HAMA es una empresa alemana fundada por un señor llamado Martin Hanke en 1023 dedicada a ofrecer soluciones de laboratorio fotográfico y que, con los años, ha ido ampliando mercado para abarcar otras áreas como informática o videojuegos.

En la actualidad ambas empresas tienen un buen nombre y eso me hizo decantarme por esta bolsa, y reconozco que fue un error por lo que os voy a relatar ahora.

En un principio y cuando cogí la bolsa del expositor, ya me pareció que de Samsonite sólo tenía el logo, el cual está bordado directamente sobre el tejido de polytex que forma la bolsa. El politex viene a ser un tejido bastante resistente y que tiene capacidades elásticas, pero vamos, que no hay que pensar que es de chicle, sino que se puede malear un poco para “apretar” las cosas dentro de la bolsa y que te entren bien.

Hay que destacar que esta bolsa la puedes llevar colgada sobre el hombro o cruzada o como una riñonera y que también puedes llevarla en el cinturón, ya que dispone de dos agarraderas para tal fin.

De todas maneras no puedo dejar de comentar que la bolsa también la puedes llevar de la mano, ya que tiene un asa para ello, pero prestad atención a la misma, ya que aunque viene muy bien rematada, da aspecto de ser muy maleable y débil.

Comparativa de proporciones de la cámara con la bolsa.

Volviendo un poco al momento previo a la compra de la bolsa tengo que decir que la cinta que trae, si tienes suerte de encontrarla, suele venir dentro de la misma. Efectivamente digo que “si tienes suerte de encontrarla” no porque venga escondida, sino porque la cinta para colgarse la bolsa es una atracción para los amigos de lo ajeno, los cuales echan mano de estas bolsas en el carrefour para conseguir la misma (supongo que para otras bolsas). De todos modos no es una gran cinta ya que ni los pequeños mosquetones de plástico negro que trae se ven muy fuertes.

El caso es que pagué los 19 € que costaba la bolsa y regresé a mi casa. Al llegar me puse a reconocerla un poco más tranquilo y a abrirla para rebuscar en los bolsillos y ver si tenía alguno secreto. Realmente sólo dispone de uno en el frontal de la bolsa para llevar alguna tarjeta de memoria o un paño de microfibras pequeño (en el gráfico aparece un carrete fotográfico, pero ya os adelanto que ni de coña cabe dentro) y otro que es accesible tras abrir la tapadera, el cual es básicamente una reja de tela con una cremallera (quizás el lugar más idóneo para llevar las tarjetas de memoria extra).

Y llegamos al punto en el que cogí la cámara para meterla dentro de la bolsa, con negativos resultados: la cámara no entraba ni presionando, ya que el flash que traen incluidas la casi totalidad de los modelos que existen actualmente en el mercado, no permitía que se pudiera deslizar cómodamente en el interior de la bolsa. Además, al intentar sacar la cámara para atrás, la tapa del objetivo salió sola y quedó dentro de la bolsa.

La bolsa con la cámara dentro: no entraba.

Probé una vez más y quedé convencido al 100% de que esta bolsa no es válida para las cámaras réflex digitales del mercado, diga Samsonite o HAMA lo que ellas quieran.

No la recomiendo ni por barata ni por nada.

Creo que en el mercado tenéis opciones mejores, aunque ya os adelantado que existen soluciones de HAMA que están bastante bien y no por la calidad de esta bolsa tenéis que desterrarla como opción para futuras compras. En breve pondré algo al respecto.

Un saludo.

 

 

  • jr manzano

    yo la tengo y estoy contento con ella tengo una nikon 3100 y me entra con el objetivo 55-200

    • SuperLopez

      Yo creo que por el mismo precio se pueden encontrar bolsas mejores. Supongo que la Nikon que tiene será más “baja” que la Canon y por eso te entrará.

      Un saludo y gracias por contestar.